Ya son vacaciones y tienes ganas de ir a la playa o darte un buen bronceado pero cuidado, los rayos UV pueden causar daños en la piel si no la proteges adecuadamente.

Los rayos ultravioletas son una forma invisible de la energía del sol, pueden causar cáncer, quemaduras en la piel y lesiones en los ojos.

Existen tres tipos de rayos UV:

Los rayos UV-A: son absorbidos por el cristalino del ojo, por lo tanto puede ocasionar daño en la retina e influir en la aparición de cataratas.

Los rayos UV-B: son los que ocasionan quemaduras en la piel y producen cáncer.

Los rayos UV-C: son los rayos que ocasionan más daño, pero son bloqueados por nuestra atmosfera.

No olvides proteger tu piel con bloqueador solar y usar lentes de sol de vez en cuando para cuidar tus ojos de los fuertes rayos del sol.

Para más información, nuestros asesores médicos están listos para atenderte y resolver todas tus dudas.

Mándanos un inbox para ponerte en contacto con nosotros.

Anuncios