Sin duda las exigencias contemporáneas crean la necesidad de prestarle más tiempo del que quisiéramos al trabajo, sobre todo cuando una de las metas es mejorar o mantener el rendimiento laboral.

El poder optimizar procesos en el trabajo te dará la oportunidad de mejorar tu rendimiento y más control de tu tiempo para no descuidar otros aspectos importantes de tu vida, como tu familia.

Te recomendamos estos pasos para que tú y tu equipo de trabajo mejoren su rendimiento laboral:

1) Elabora una lista de metas semanales ordenadas por prioridad que incluyan las tareas específicas que debes hacer diariamente y el tiempo que te llevará hacerlas,

2) Ten presente con qué recursos cuentas para lograr tus tareas y qué te hace falta,

3) Se recomienda en las primeras horas de la jornada laboral realizar las actividades que requieren una mayor concentración y dejar hacia el final las más sencillas para economizar tu energía.

4) Realiza un monitoreo constante de tu progreso y evalúa en qué puedes mejorar.

Estamos para orientarte.

Más información en http://www.orientapae.com

Anuncios