Si al tener relaciones sufres de dolor, irritación, inflamación y/o comezón es probable que tengas una infección vaginal. Para evitar estos síntomas incómodos, primero hay que identificar la causa, después se te dará el tratamiento más adecuado y seguramente también se le dará a tu pareja para evitar que se vuelvan a contagiar.

Si es por falta de lubricación, el uso de un lubricante soluble en agua es la solución.

En este caso lo mejor es que asistan al médico juntos para resolver todas sus dudas y puedan atenderlos mejor.

Nuestros asesores médicos están preparados para orientarte y resolver todas tus dudas

Anuncios