Es completamente normal que en la etapa del embarazo sientas ansiedad o nerviosismo, lo cual puede incrementar la necesidad de comer.

Toma un tiempo para reflexionar porque te sientes así, qué te preocupa y despeja tus dudas con un especialista; procura hacer ejercicio de bajo impacto y realiza ejercicios de relajación, finalmente, apóyate en tus familiares y seres queridos.

Una opción saludable sería comer colaciones de frutas y verduras entre comidas para evitar la aparición de hambre y antojos.

 

No dudes hablar con nuestros asesores vía inbox de Facebook (@OrientaPAE) para ayudarte en este tema, estamos para apoyarte.

Anuncios