Los alimentos de origen animal no pueden ser reemplazados, ya que contienen proteínas de alto valor biológico (aminoácidos) que permiten la formación y desarrollo de nuestro cuerpo. Las leguminosas (frijoles, lentejas, habas, garbanzos) son proteínas de origen vegetal que no tienen esta característica, sin embargo, se puede combinar con el grupo de los cereales (tortilla, arroz, pan integral) asegurándose un aporte adecuado de proteína para nuestra alimentación, un ejemplo de esta mezcla son los tacos de frijoles.

Si el plan de alimentación es permanente o se lleva de forma prolongada, es necesario incluir una suplementación, que sea supervisada por un grupo multidisciplinario, médico y nutriólogo.

Si te quedaste con alguna duda o pregunta no te olvides que nuestro nutriólogos están listos para resolver tus preguntas.

Anuncios