El amor… Ahhh el amor, ese sentimiento que nos hace suspirar o perder la cabeza.
La verdad es que es difícil definir el amor como un significado mismo que abarque todos los puntos de vista y que estos tengan correlación entre las opiniones de las personas.
Este es sin duda el fenómeno más estudiado, complejo, incomprendido y multidimensional que existe, pero como todo tiene sus fundamentos y aquí te los vamos a contar:
El amor se compone de tres elementos (pasión, intimidad y compromiso) estos al combinarse forman diferentes matices o tipos de amor:

1) Amor romántico:
Tal como lo dice su nombre, este se genera gracias a la combinación entre intimidad y pasión. Un Romeo y Julieta si lo queremos simplificar. Aquí, la llama del amor nace gracias a que existe una atracción física tanto emocional.

 

2) Amor Compañero:
Los elementos como la intimidad y el compromiso son los que crean este vínculo amoroso tan especial. El apoyo emocional como el social, son partes fundamentales de este sentimiento. Por lo general las personas que gozan de este sentimiento se sienten íntimamente unidas y comparten sus emociones, conocimientos y hasta sus posesiones.

 

3) Amor Fatuo:
Aquí el compromiso y la pasión son los que dictan la relación. Por lo general este tipo de amor se expresa cuando no necesariamente tuvo que pasar tiempo para que aflore la intimidad. Un ejemplo claro es si dos parejas se conocen y se casan al poco tiempo de haberse conocido, existirá un esfuerzo como un tiempo necesario para ofrecer la mejor imagen de uno mismo ante los ojos de la pareja.

 

4) Amor Completo:
La combinación de intimidad, pasión y compromiso en una relación se le conoce como amor completo, ya que es cuando tenemos los tres elementos necesarios para que exista amor en una pareja. Por lo general son aquellas relaciones que terminan bien o no tan bien dejando una huella imborrable en la memoria.