Conocer las actualizaciones de la ley es de suma importancia para no violarlas, ni para ser víctimas:

1. En la ciudad de México, el Reglamento de Tránsito exige que todos los vehículos motorizados cuenten con un seguro de responsabilidad civil que cubra -como mínimo- daños a la persona y propiedad de un tercero. En este caso, la responsabilidad civil es la obligación que tenemos de responder cuando ocasionamos un daño a la salud de las personas, ya sea físico, emocional o bien, cuando afectamos algún objeto de su propiedad. Lo anterior implica que, al poseer un vehículo, es tu obligación contratar este seguro. Para ello, puedes cotizar entre las diversas aseguradoras e identificar, por una parte, hasta qué monto cubre los daños ocasionados por cualquier accidente y, por la otra, cuál es el costo de contratación.

MB nuevas leyes EN texto CARRO-1.png

2. Conforme a las reformas de marzo de 2016 a la Ley General de Sociedades Mercantiles; ahora es posible que una persona, o un grupo de personas físicas, constituyan una “Sociedad por Acciones Simplificada”, la cual tiene por objeto facilitar la constitución de micro y pequeñas empresas. Una de las principales diferencias entre las sociedades que existían anteriormente y esta nueva es que, para su constitución, no es necesario acudir ante un notario público. Esto reduce los costos, ya que el proceso lo pueden realizar quienes vayan a conformarla. Sin embargo -antes de hacerlo- es necesario asesorarse jurídicamente sobre la conveniencia de escoger esta opción; así como los pasos que se tienen que seguir.

Una vez que se tiene la certeza de que este es el tipo de sociedad que se desea constituir, el siguiente paso es obtener la Firma Electrónica Avanzada (FIEL) de la persona -o personas- que vayan a participar en la sociedad. Esta se solicita de forma gratuita en las oficinas del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Una vez hecho esto, se debe seleccionar el nombre de la sociedad y obtener la autorización para utilizarlo. Este trámite se realiza ante la Secretaría de Economía.

Ya que se cuente con dicha autorización para el nombre de la sociedad y la FIEL, se habrá de elaborar el contrato social; es decir, el documento en el que se establezcan las obligaciones y derechos de los socios, junto con los de la propia sociedad.

Una vez concluido este proceso, la sociedad quedará inscrita en el Registro Público del Comercio -a través de una boleta electrónica- y podrá iniciar sus operaciones.

MB nuevas leyes en texto PERSONA MORAL-1.png

3. Mediante una reforma a la ley del INFONAVIT, ahora es posible que tu crédito se estipule en pesos y no sólo en veces salarios mínimos (VSM). Esto podría ser una solución al recurrente tema de personas que no observan una disminución en su saldo, a pesar de estar al corriente con sus pagos. Cuando tu crédito está en veces salario mínimo, es posible que anualmente  un incremento mayor al monto de los pagos realizados. Para ejemplificar esto, imagina que tu deuda es de $1,000,000.00 y el salario tiene un incremento del 4% anual por lo que, de inmediato, tu deuda aumenta a $1,040,000.00 pesos tan sólo en ese año.

Si estás en el proceso de obtención de tu crédito, solicita ante el Infonavit que el mismo se establezca en pesos y deberás constatar que así se estipule en el contrato al momento de firmar la escritura ante notario público.

En caso de que ya tengas tu crédito también podrás solicitar este cambio, sin embargo será importante que, antes de hacerlo, te asesores para identificar si en tu caso es conveniente. Esto dependerá, entre otras cosas, del tiempo que lleves pagando y del monto que todavía adeudes.

MB nuevas leyes CASA-1.png

4. Desde mayo de 2014, las adiciones al código civil -del entonces Distrito Federal- establecieron que poner a un hijo o hija en contra de cualquiera de sus progenitores (alienación parental) es considerado violencia familiar y puede llegar, incluso, a terminar con la patria potestad de quien realiza dicha práctica. La ley describe la conducta señalada anteriormente como:“transformar la conciencia de un menor de edad con el objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con alguno de sus progenitores”. Esto se refiere a cualquier acto que influya en la forma en la que perciben a su papá o mamá y que, como consecuencia de éste acto, su relación se deteriore, pudiendo, en algunos casos, llegar a que los menores se nieguen a ver o a convivir con ellos.

En caso de que suceda lo anterior, es posible iniciar un procedimiento jurídico para solicitar que el padre alienador (quien pone al hijo o hija en contra) sea suspendido en el ejercicio de la patria potestad; es decir que deja de tener derecho a las convivencias o a tener la custodia del menor. Para ello, es necesario demostrar la alienación a través de la presentación de pruebas suficientes (como testigos, confesiones, documentos, etc.) para que el Juez determine si la conducta sobre la que se acusa a uno de los padres, efectivamente pone al hijo o hija en contra del otro padre.

Recuerda que esta conducta constituye un delito de violencia familiar, por lo que puede ser perseguido y sancionado conforme a las leyes penales. Para ello, es necesario realizar una denuncia o querella ante la autoridad competente que, en el caso de la Ciudad de México, recae en la Procuraduría General de la Ciudad de México a través de las Fiscalías (Ministerios Públicos).

MB nuevas leyes VIOLENCIA FAMILIAR-1.png