En caso de que sufras algún accidente carretero a bordo de un autobús de pasajeros, debes tener en cuenta que estos medios de transporte -por ley- deben contar con un seguro que pague los daños que hayas sufrido; ya sea en tus pertenencias o en tu persona. Por ello, debes conservar siempre el boleto al comprar el viaje. 

Cuando ocurre un hecho de tránsito en el que tú o tus cosas sufren daños, puede considerarse un delito; motivo por el cual puedes acudir a la Procuraduría General de la República -a través del fiscal correspondiente- para que denuncies el delito por lesiones (daño físico) que hayas sufrido o bien, por las pérdidas materiales acontecidas.

Una vez denunciado el delito, también puedes iniciar un procedimiento civil para pedir el pago de daños y perjuicios e inclusive, para solicitar el pago de daño moral causado (en caso de que exista).

La función del seguro es cubrir la responsabilidad civil en que incurra el asegurado, cuando ocasione lesiones o daños materiales a personas -o a sus cosas- a consecuencia de un accidente o serie de accidentes de tránsito. Pero, en ocasiones, no es necesario iniciar juicios si la persona accidentada está conforme con lo ofrecido por el seguro; de lo contrario tendrá que actuar conforme a Derecho.

Cada caso debe ser analizado por un especialista, por ello tendrás que acudir con un abogado para que te apoye en esta situación.  Para más información sobre el tema, te invitamos a que te pongas en contacto con el departamento legal de Orienta.