El aguinaldo puede ser una herramienta sumamente útil para fortalecer la economía familiar. Con los siguientes consejos podrás aprovecharlo de mejor forma:

1. Haz un presupuesto. Determinar cuáles son tus gastos y tus ingresos es el primer paso para conocer tu capacidad financiera y evitar endeudarte por encima de tus posibilidades.

2. Evita gastar por gastar. Por más atractivo que pueda resultar realizar compras con tu aguinaldo -si resistes esa tentación- te darás cuenta que hay productos que planeabas adquirir que en realidad no son necesarios y que puedes, mejor, usar este dinero en cuestiones más productivas.

3. Modera el uso de tu tarjeta de crédito. Utilízala con prudencia para gastos extraordinarios. Procura no realizar compras necesarias como la despensa ya que, si no liquidas la totalidad del saldo al corte, causarás que tu deuda aumente, consumiendo  tu aguinaldo.

4. No hagas compras de pánico. Planea tus compras con anticipación. Es común que en la época navideña la gente realice compras a última hora; y los vendedores lo saben. Por lo que, generalmente, algunos de los productos más solicitados durante esta temporada aumentan de precio. Evita pagar de más y prepárate con tiempo.

5.Ahorra una parte de tu aguinaldo. Reservar una parte de tu aguinaldo para iniciar el año con un soporte, puede representar una ventaja. Considera que en los primeros meses del año, por lo general, hay varios gastos que realizar; como el predial y las tenencias vehiculares.

Anuncios