Las alergias son la respuesta “exagerada” que tiene nuestro sistema de defensas ante alguna sustancia llamadas alergenos (alimentos, polen, polvo, caspa o pelo de animales, productos químicos, picadura de insectos, etc.)

Los síntomas principales que pueden presentarse son: lagrimeo, ojos rojos o con comezón; escurrimiento nasal, estornudos, tos persistente o sensación de que la garganta “raspa”; ronchas en algún sitio o en todo el cuerpo, inflamación de cara, manos, pies, lengua o garganta.

Las reacciones alérgicas que nuestro cuerpo tiene las podemos diferenciar de las infecciones -o de alguna enfermedad- por que en estas últimas existe fiebre, malestar general o por antecedente del contacto con algún microorganismo infeccioso. Dura, por lo general, algunos días y responde a los medicamentos como los antibióticos, antivirales, jarabes, etc.

En cambio, los síntomas de las alergias se presentan siempre que estemos ante un estímulo desencadenante, es decir, en contacto con lo que nos provoca que salga la alergia.

Hay personas que responden a diversos alergenos por eso, es necesario asistir con el especialista en estos casos, llamado “alergólogo” quien realizará pruebas para saber a qué se es alérgico, y así brindar el tratamiento adecuado.

Anuncios