En una sociedad en donde 37 millones de mexicanos padecen trastornos del sueño y el 26% de las mujeres que trabajaron como asalariadas enfrentaron actos de discriminación en su contra, se estiman pérdidas a la economía nacional de aproximadamente 16 mil millones de pesos anuales.

Según datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el ausentismo en el trabajo coloca a México en el OCTAVO lugar de países con el índice de movilidad–rotación laboral más alto, lo cual indica un decaimiento importante en la productividad empresarial.  Es por esto que la STPS busca avanzar por el camino que otros países han seguido con éxito desde hace ya algún tiempo, en la búsqueda por mejorar la producción de las empresas al mismo tiempo que se procura la calidad de vida de sus empleados.

Debido a estas implementaciones, todas las empresas con más de 50 empleados deben cumplir con la nueva normativa impuesta al Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo (RFSST); donde se exhorta a prestar especial atención a los factores de riesgo psicosocial analizando los puestos de trabajo, así como a identificar y valorar clínicamente a los trabajadores que hayan sufrido acontecimientos traumáticos o actos de violencia laboral.

Pero ¿qué podemos entender por Factores de Riesgo Psicosocial? 

Se le considera un factor de este tipo a todo aquello que se deriva de las funciones del puesto de trabajo y que pueden provocar trastornos de ansiedad:

  • No orgánicos del ciclo sueño–vigilia
  • Estrés grave y de adaptación
  • Tipo de jornada laboral
  • Exposición a acontecimientos traumáticos
  • Actos de violencia laboral

El objetivo general es el de conseguir que las empresas adopten o  generen la Nueva Cultura Laboral para lograr el Bienestar Emocional y el Desarrollo Humano en el Trabajo, poniendo al alcance del trabajador una atención preventiva de las Emociones en el Trabajo y de los Factores Psicosociales; promoviendo Hábitos Saludables y el desarrollo de recursos personales  que les permita enfrentar, sin consecuencias personales, los Riesgos Psicosociales existentes.

Así mismo, se buscan evitar serias multas y sanciones al no implementar los programas correctamente o  por rehusarse a ello.


 

¿Por qué es mejor adoptar medidas externas que internas?

La STPS establece que las empresas pueden buscar implementar programas que fomenten el bienestar emocional y el desarrollo humano en el trabajo de manera interna o externa. Sin embargo, dicha implementación deberá estar totalmente alineada con los artículos 43 y 45 o se corre el riesgo de ser sancionados.

Es aquí donde resalta la importancia de contar con los servicios de empresas especializadas como Orienta®, quien con su Modelo de Bienestar Integral con 5 especialidades, brinda a las empresas soluciones completas de Programa de Asistencia al Empleado (PAE) al ser la ÚNICA empresa en México que ofrece asesoría emocional, médica, legal, nutricional y en economía familiar con una excelente relación costo-beneficio para nuestros clientes.                           

“Permítanos hacer nuestro trabajo, mientras usted continúa haciendo el suyo.” 

Anuncios